Presentando a nuestro ejército: ¿qué es el sistema inmunitario?

Después de haber presentado a algunos de nuestros guerreros en las entradas de guerreros T y células dendríticas , y antes de seguir con otros de nuestros luchadores, como los guerreros B y las fábricas de destrucción plasmáticas, entre otros, decidí que era mejor hacer una pequeña pausa para hablar de nuestro ejército en sí mismo. Es decir, ¿qué es el sistema inmunitario y porqué es tan, tan, taaaaan importante?

El sistema inmunitario es la línea de defensa frente a las agresiones internas (como las células tumorales) y externas (bacterias, virus, hongos…¡lo que se os ocurra!). Para que todo resulte más fácil y divertido, lo mejor es que cerremos los ojos por un momento y nos imaginemos un enorme complejo en el que vamos a meter a un ejército de células y ciertos edificios que contribuirán a su generación y entrenamiento, entre otros. ¿Listos?

Lo primero de todo: los bandos

Vikingos_

Si tuvieran rostro, los guerreros del sistema innato lucirían así de agresivo. Fuente

Antes de comenzar a darle forma a los edificios y cara a los guerreros, tenemos que hablar de los dos grandes bandos en los que se divide nuestro ejército. Mientras que por un lado tenemos a unos guerreros muy rápidos y muy brutos, por otro encontramos a los que son más lentos pero más selectivos, evitando el daño al propio organismo que generan los primeros. Esto es lo que se conoce como sistema inmunitario innato (rápidos, brutos) y sistema inmunitario adaptativo (lentos, selectivos).

Ninja.png

Los guerreros del sistema adaptativo son más ninja style, esperando el momento adecuado para el golpe certero. Fuente

Aunque la esperanza y calidad de vida se ven reducidas drásticamente, es posible malvivir sin el sistema inmunitario adaptativo. Sin embargo, el sistema inmunitario innato es imprescindible, por lo que no debería sorprendernos que existan animales que solo cuenten con este último como línea de defensa.

Los edificios: la incubadora, las academias y los centros de inteligencia.

El primer paso para formar un ejército es crear reclutas que estén dispuestos a combatir. Este proceso tiene lugar en la llamada incubadora, más bien conocida como médula ósea. Igual no os sorprende, pero este edificio está en el interior de nuestros huesos (si, si, no están huecos...) y está poblado por un tipo de célula que da lugar a todos los guerreros que formarán parte de nuestro ejército: las células madre hematopoyéticas. Cada día estas células se están dividiendo y dando lugar a millones de otras hijas que terminarán por originar todos los luchadores que harán frente a los enemigos. Algunos de ellos ya los conocemos, como los guerreros T o los conectores células dendríticas.

Las incubadoras son realmente centros donde se generan reclutas, pero la mayoría de ellos las abandonan siendo bastante “inocentes” y deben marcharse a sus academias correspondientes para iniciar un duro entrenamiento. No nos debemos sorprender si os hablamos aquí del timo, un pequeño órgano situado a la altura de nuestro corazón y que permite que las “inocentes células T” se conviertan en guerreros T.

Lymph node.png

Centros de inteligencia (nódulos linfáticos): siempre esperando a los conectores… Fuente

Como hablábamos más arriba, las invasiones son inicialmente controladas por los guerreros del bando rápido y agresivo, el sistema innato. Sin embargo, esto no es suficiente para acabar con la amenaza, sino que se requiere la presencia de los otros guerreros para darle el toque final a los enemigos y decirles: ¡Sayonara, baby! A pesar de ser tan buenos, los luchadores del sistema adaptativo necesitan un reporte de la batalla antes de ir allí, ya que “ir pa’llá pa’ná, es tontería”. Estos reportes de batallas deben ser entregados, por lo tanto, por alguien que haya estado presente en la batalla, es decir, de un guerrero del sistema innato. Y, ¿quien es este guerrero misterioso? Tachán, tachán…¡exacto! Los conectores células dendríticas, los que unen los dos mundos. La pregunta clave es, ¿dónde tiene lugar esto? Pues como nos falta por introducir uno de los nombres del título, igual lo habéis averiguado: los centro de inteligencia, también conocidos como ganglios o nódulos linfáticos.

Una de las cosas más llamativas de estos centros es que todos vosotros podéis palparlos, especialmente en la zona del cuello, ya que muchas veces sobresalen un poco y es posible que notemos una bolita que se mueve al tocarla. Cuando ocurren infecciones, los centros de inteligencia se agrandan considerablemente, debido a la actividad que se produce tras recibir el reporte, por lo que en estos casos es normal que los ganglios se vean agrandados, duelan cuando los toquemos e incluso estén algo calientes. (SPOILER: cuando los centros de inteligencia son muy grandes, duros y no se mueven, lo ideal es acudir al médico para que vean qué está pasando ahí realmente)

Las trincheras

Para evitar la entrada de enemigos, nuestro ejército cuenta con colaboradores asociados que funcionan como primerísima línea de defensa frente a invasores (las barreras mucosas). Uno de los ejemplos más claro es la piel, que recubre todo nuestro organismo e impide que todas las bacterias, virus y demás personajes de ahí fuera decidan pasar las vacaciones en nuestro interior. Otros ejemplos de estos colaboradores los encontramos también a lo largo de nuestro intestino o incluso en las vías aéreas.

Skin_.jpg

La piel es un ejemplo claro de colaborador-barrera de nuestro ejército. Y, por supuesto, contiene trincheras. Fuente

A pesar de todo, los colaboradores están rodeados de distintos guerreros de nuestro sistema inmunitario, ya que al parecer no se fían mucho de ellos. Además, se necesitan conectores que permitan posteriormente dar la señal de alarma en los centros de inteligencia si algo se va de madre. Por lo tanto, todos los colaboradores cuentan con “trincheras”, lugares donde los guerreros se acomodan y permiten inspeccionar lo que le rodea para confirmar que todo funciona como debería. Estas trincheras son realmente el primer frente con el que se toparán los enemigos o turistas desprevenidos y suele estar mayormente compuesto por los guerreros del bando rápido y bruto.

Los generales de memoria: la ventaja de ser humanos

Como os podéis imaginar, es imposible que presente en esta entrada a todos los guerreros, por lo que cada uno de ellos recibirá su entrada correspondiente a su debido tiempo. Sin embargo, para terminar de darle forma a ese complejo que todos tenéis que tener formado en vuestra mente, no podía olvidarme de los generales de memoria, y que realmente han sido una enorme ventaja para todos aquellos animales que han desarrollado un sistema adaptativo, entre los que nos incluimos, obviamente, los mendas.

La mayoría de guerreros que se activan en los centros de inteligencia tras la entrega del reporte, suelen abandonar ese lugar  cuando la infección ha terminado. Sin embargo, algunos de ellos toman el liderazgo y son ascendidos al rango de generales de memoria, por lo que son capaces de vivir durante mucho, muchísimo tiempo en nuestro organismo. Esto permite que generemos lo que se conoce como memoria inmunológica que, dicho sea de paso, constituye uno de los principios de la vacunación. Los generales de memoria son mucho más rápidos y eficientes que su contrapartida normal, por lo que la siguiente vez que nos topemos con ese invasor en particular, estarán preparados y prácticamente ni nos enteraremos de que hemos intentado ser atacados…allí estarán ellos para hacerlo todo.

Como veis, el sistema inmunitario lo es todo para nuestra defensa, por lo que debemos mimarlo siempre que podamos llevando una dieta sana y equilibrada, realizando ejercicio, disminuyendo nuestros niveles de estrés y controlando los niveles de sueño, todas estas cosas bien sabidas por contribuir a alterar la capacidad de respuesta frente a los invasores.

Espero que todos hayáis podido crearos vuestro complejo personal de edificios, células y trincheras y podáis acudir a él siempre que escuchéis la palabra “inmunología”. ¡Ésta puede llegar a ser realmente emocionante!

immunology.jpg

“¡No pasarán!” Fuente

Anuncios

9 comentarios en “Presentando a nuestro ejército: ¿qué es el sistema inmunitario?

  1. Hola Jesus, santo las gracias desde México por tu blog tan interesante. Quisiera preguntarte por las Inmunoglobulinas, en especial IgE. ¿En qué sitio se forman, quien las forma y cuánto tiempo viven en nosotros?, ¿Su presencia en cantidad elevada se debe necesariamente a alergias o hay otro significado? ¿Qué las regula en casos de alergias múltiples? Respecto a las IgG, estas también se relacionan o no con una respuesta alérgica o realmente su presencia tiene otro significado clínico? Gracias!

    Me gusta

    • Hola Mirna,

      Gracias por tus palabras sobre el blog. En dos semanas se celebra el Día Internacional de la Inmunología, cuyo tema en este año son las alergias. Por este motivo realizaré una nueva entrada sobre este proceso, incluyendo a las IgE. Como me preguntas por las IgG, las incluiré también en la entrada, ¡así que te contesto en unas semanas!

      ¡Saludos desde Alemania y gracias por seguirme!

      Me gusta

    • Hola de nuevo Mirna,

      Ya que no pude incluir todas tus preguntas en la nueva entrada, te respondo de nuevo.

      “¿Su presencia en cantidad elevada se debe necesariamente a alergias o hay otro significado?”
      Las IgE son las respuesta natural de nuestro sistema inmunitario frente a las invasiones por gusanos parásitos, los tradicionalmente llamados helmintos. Por lo tanto, un incremento en los niveles de IgE en sangre podría no deberse a alergia, sino a estas infecciones, si el resto de síntomas así lo sugiere.

      “¿Qué las regula en casos de alergias múltiples?”
      De eso he hablado un poco en la entrada, concretamente en la parte de “alercombo” (https://seiblogblog.wordpress.com/2017/04/23/por-que-algunas-personas-odian-la-primavera-alergias-a-la-vista/). En realidad, la producción de IgE es siempre la misma, lo único que algunos alérgenos se parecen mucho entre sí, por lo que aunque se ingieran cosas que, a primera vista parecen distintas, para nuestro sistema inmunitario no lo es tanto.

      “Respecto a las IgG, estas también se relacionan o no con una respuesta alérgica o realmente su presencia tiene otro significado clínico?”
      La respuesta corta sería: las alergias de tipo IgE son las rápidas, que se desarrollan a los pocos minutos de ponerse en contacto con el alérgeno por segunda vez. Corresponden a la hipersensibilidad de tipo I. Las alergias de tipo IgG son las lentas, que tardan hasta varios días tras haber ingerido el antígeno en cuestión y se corresponden con la hipersensibilidad de tipo III. En realidad, los anticuerpos IgG son los que las células plasmáticas producen para la respuesta de memoria a largo plazo, ya que son los que mas duran en nuestro organismo. Sin embargo, esto es realmente perjudicial para los alérgicos con respuesta de tipo IgG, ya que quedarán pululando por ahí hasta encontrarse con el antígeno de nuevo, produciendo la alergia posteriormente y produciendo síntomas.

      Espero que te valgan.

      ¡Saludos!

      Me gusta

    • Hola Luisa,

      Como comentaba más arriba, la semana que viene habrá una entrada dedicada a las alergias. Haré referencia a la alergia el pescado para que puedas comentárselo a tú hija cuando te pregunte.

      ¡Un saludo!

      Me gusta

  2. Pingback: ¿Por qué algunas personas odian la primavera? ¡Alergias a la vista! | InmunoNews – ¡El blog guerrero!

  3. Hola jesus tengo cancer gastrico estomago esofago luhando ase 1 año me dieron 3 meses de vida pero llevo 41 .asido una gran lucha ya que en chile muy poco conociemiento en lo que investigado lo e atacado inmunologicamente vitamina c inyectable y suplemento y blog me ase mucho sentido si saves de alguna ayuda asi mi enfermedad lo agradesco de todo corazon

    Me gusta

  4. Pingback: Presentando a los guerreros (III): misiles de largo alcance (células B) | InmunoNews – ¡El blog guerrero!

  5. Pingback: Presentando a los guerreros (II): uniendo dos mundos (células dendríticas) | InmunoNews – ¡El blog guerrero!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s